Monitor de EE.UU.

La deuda sigue su­biendo y su­pera los 12,4 bi­llones (españoles) de dó­lares

China, el mayor acreedor del Tesoro norteamericano

Cada ciu­da­dano es­ta­dou­ni­dense 'debe' 40.000 dó­lares

Obama y Jin Tao
Obama y Jin Tao

El Tio Sam ya no es lo que era. Desvencijado, en crisis y en­deu­dado, el es­tan­darte de la Administración de Barak Obama se pa­rece cada día más a un pobre que a un acau­da­lado. Pero ya se sabe, to­davía vale el dicho de Rockefeler de hace casi cien años: "si Ud. debe un mi­llón al banco, está Ud. en manos del banco. Si le debe 1.000 mi­llo­nes, es el banco el que está en manos de Ud." Además. la mon­taña de deuda ge­ne­rada por la crisis fi­nan­ciera no deja de crecer cada día. ¿Quien paga la fac­tura? Los 12,4 bi­llones de dó­lares a que as­ciende la deuda na­cional es­ta­dou­ni­dense los están fi­nan­ciando en su mayor parte China, ins­ti­tu­ciones de in­ver­sión y los ciu­da­danos es­ta­dou­ni­den­ses. Si se re­par­tiera entre éstos úl­timos la deuda na­cio­nal, to­caría pagar a cada uno 40.000 dó­la­res, pero esta suma se cua­dru­pli­caría si además se in­clu­yera el con­junto de la deuda de las fa­mi­lias, em­presas y de todos los or­ga­nismos pú­bli­cos.

Estados Unidos ha sido siempre el mayor deudor del mundo sin que nunca haya tenido problemas para financiarse. Su calificación de triple A es una garantía que excede la meramente financiera, es más bien como el cimiento sobre el que se asienta todo el entramado del sistema capitalista. Es la ventaja de ser  la mayor economía mundial, pero hoy Estados Unidos presenta una vulnerabilidad y una dependencia de los inversores exteriores como nunca antes había experimentado. Otros países que no fueran Estados Unidos y que tuvieran una deuda equivalente al 85 por ciento de su PIB y un déficit público del 11 por ciento verían amenazada la triple A.

No obstante, las letras y bonos del Tesoro de EEUU siguen siendo muy demandados por inversores locales y extranjeros, por su seguridad y liquidez, lo que facilita ingentes recursos para financiar las necesidades de la economía estadounidense. Alrededor del 60 por ciento de dichos activos están en manos privadas y el resto en instituciones estatales de EEUU.

Estos son los principales tenedores de la deuda del Tesoro estadounidense, según la Fed, y los receptores de los dos billones de dólares en intereses que genera:

  • El sistema de bancos de la Reserva Federal y sociedades públicas estadounidenses concentran alrededor de cinco billones de dólares en deuda del Tesoro, según los últimos datos disponibles. Se trata de un máximo histórico que no ha hecho más que subir desde el año 2007, pues hace solo una década era la mitad.

 

  • El segundo acreedor en importancia es en realidad un colectivo ecléctico que incluye a particulares, entidades que cuentan con apoyo estatal, brokers, administraciones estatales,  fideicomisos y diferentes sociedades mercantiles. Concentran 1,1 billones de dólares. Este grupo ha cuadruplicado su cartera de deuda pública estadounidense desde diciembre de 2007.

 

  • El tercer acreedor del Tío Sam es China continental. Se trata del mayor tenedor individual de deuda estadounidense, lo que quiere decir que puede ir a comer a la sede del Tesoro sin avisar. No obstante, las suspicacias surgidas en los últimos meses sobre la gestión del déficit estadounidense y las críticas de Estados Unidos a un yuan que ve artificialmente depreciado, han podido influir para que China reduzca su cartera en _Treasuries _en unos 10.400 millones en el último trimestre del año pasado, desde el récord de 801.500 millones en mayo. Hong Kong, aunque es parte de la República de China, con un régimen especial que le confiere una autonomía de ciudad-Estado, ha incrementado sus inversiones en deuda estadounidense en un 50 por ciento desde los casi 100.000 millones en junio pasado hasta los 146.200 millones actuales. Ocupa el décimo tercer puesto de la lista de la Fed.

  • Japón es el cuarto mayor acreedor y segundo a nivel individual. En realidad, hasta agosto de 2008 era el primero. Ahora ha reducido su cartera hasta los 757.000 millones de dólares.

  • Los fondos de inversión concentran el quinto mayor volumen de deuda pública de EEUU, si bien han ido reduciéndolo en más de 70.000 millones desde diciembre de 2008 hasta alcanzar unos 695.000 millones de dólares.

  • Las administraciones estatales y locales estadounidenses tienen invertidos alrededor de medio billón de dólares en bonos del Tesoro, según la Fed. Es un volumen estable que permanece apenas sin variaciones desde hace tres años, oscilando en un rango de 517.000 y 550.000 millones.

  • Los fondos de pensiones, con una cartera de 490.000 millones son el séptimo tenedor de deuda estadounidense. Se incluyen tanto los que gestionan planes de funcionarios como privados, totalizando 490.200 millones. Estos fondos, por su gestión conservadora y de largo plazo, son unos grandes clientes de deuda pública.

  • El Reino Unido, con casi 278.000 millones de dólares, es el tercer mayor inversor individual y octavo por volumen en _ treasuries_, aunque en los dos últimos años la cifra ha fluctuado de forma espectacular. En junio de 2008 llegó a tener solo 55.000 millones, una cifra que marcó mínimos históricos.

  • Los países **productores de petróleo **son también grandes inversores en deuda estadounidense. Se trata de un grupo dispar de Estados entre los que se encuentran Ecuador, Venezuela, Indonesia, Bahrein, Irán, Irak, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, Argelia, Gabón, Libia y Nigeria. Concentran una cartera estable de unos 188.000 millones de dólares.

  • En los **paraísos fiscales **del Caribe, léase Bahamas, Bermuda, Islas Caimán, las Antillas Holandesas, Panamá y las Islas Vírgenes reposan unos 180.000 millones de dólares en deuda del Tesoro. La cifra ha crecido desde los 107.000 millones en junio de 2008, pero está por debajo de los 214.000 millones que alcanzó en marzo de 2009.

  • El undécimo puesto lo ostentan las grandes aseguradores, con una cartera de 162.00 millones en deuda.

-** Brasil** se ha convertido en el cuarto Estado acreedor de Estados Unidos con un volumen de deuda de 157.000 millones, aunque con ciertas fluctuaciones en los dos últimos años.

  • Las** instituciones de custodia** de valores estadounidenses: bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito guardan 145.000 millones en deuda.

 Y por último, el décimo quinto mayor acreedor del Tesoro de Estados Unidos es Rusia, con unas tenencias de 128.000 millones de dólares. La Federación Rusa ha sido muy activa en acumular deuda estadounidense desde 2008, al pasar desde los 35.000 millones en enero de dicho año hasta los 138.000 millones en marzo de 2009.

Artículos relacionados