BOLSA

Squirrel quiere jugar en primera división

El acuerdo de ad­qui­si­ción de las par­ti­ci­pa­ciones del Grupo Vocento en NET TV y Veralia ha per­mi­tido a Squirrel Media con­ver­tirse en el tercer ope­rador na­cional pri­vado de te­le­vi­sión en abierto. La em­presa de co­mu­ni­ca­ción, pu­bli­cidad y au­dio­vi­sual, con­so­lida así su li­de­razgo en la ge­ne­ra­ción y dis­tri­bu­ción global de con­te­nidos en lengua his­pana, por­tu­guesa e ita­liana solo por de­trás de Mediaset y AtresMedia.

La operación, cuyo cierre está previsto para el mes de enero, consiste en la venta de la participación íntegra del 55% de Vocento en NET TV, licenciatario TDT de ámbito nacional, y de la totalidad de Veralia Distribución de Cine, sociedad titular de un importante catálogo de derechos de películas. Squirrel abonará 18 millones de euros por estas participaciones, pendiente de las preceptivas autorizaciones administrativas.

Al mismo tiempo y como parte inseparable de la presente operación, se ha ofrecido a “The Walt Disney Company Iberia” la posibilidad de acompañar a Vocento en la presente transacción, ofertando idénticas condiciones para la adquisición de su 20% en NET TV por un valor de 4,36 millones de euros. Oferta que los responsables del grupo confían en que sea aceptada.

En dicho caso, Squirrel Media pasará a formalizar la adquisición del 75% de NET TV y de la totalidad de Veralia por un valor de 22,36 millones de euros. El 25% restante de la compañía NET TV es de titularidad de Homo Videns, en concurso de acreedores, sobre la que recae una prenda en favor de CaixaBank, actualmente en fase de ejecución.

Ambas sociedades adquiridas tienen una previsión de cierre este año 2021 de unos 25 millones de euros de facturación, con unos 7 millones de Ebitda, y unos 5,5 millones de beneficio neto, a pesar del fuerte impacto de la crisis sanitaria por la pandemia.

Esta operación se someterá a la aprobación de los accionistas en la junta extraordinaria fijada para el próximo 30 de diciembre. En ella se prevé aprobar también la reducción de capital social en 42.9 millones de euros, mediante la disminución del valor nominal a la mitad, hasta 0,50 euros por acción, para compensar las reservas voluntarias negativas e incrementar la reserva legal en base al balance intermedio individual cerrado a 30 de junio de 2021.

La cotización de Squirrel, entre tanto, siguen sin arrancar. La acción apenas ha registrado grandes movimientos, salvo momentos puntuales, en torno a los 3,87 euros por acción con los que comenzó el año. Y no hay indicios de que esta tendencia lateral vaya a cambiar a corto plazo. Según los analistas técnicos, mientras no supere la cota de los 4,2 euros por acción no cabe esperar mucho más del valor.

Artículos relacionados