LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa, nada mejor que esperar y ver

La úl­tima se­mana ha sido de puro trá­mite en las bolsas es­paño­las, con los in­ver­sores li­mi­tán­dose a rotar ac­tivos con el fin de apurar cual­quier opor­tu­nidad de ren­ta­bi­lidad mien­tras si­guen a la es­pera de nuevas no­ti­cias que ayuden a des­pejar el ho­ri­zonte fi­nan­ciero. El Ibex 35 ha ce­rrado las cinco úl­timas se­siones con una tí­mida subida del 0,6% para quedar en los 8.806 pun­tos. El se­lec­tivo se man­tiene así en la parte media de su ac­tual ten­dencia la­teral entre los 8.400 y los 9.000 pun­tos.

Las siderúrgicas y el sector bancario están acaparando buena parta del interés de los bolsistas ante el previsible endurecimiento de la política monetaria en Estados Unidos. Los comentarios cada vez más agresivos en este sentido por parte de los miembros de la Reserva Federal se están dejando sentir en las prioridades de inversión de los operadores.

El dólar se ha debilitado, las acciones tecnológicas están perdiendo peso y los rendimientos de la deuda pública empiezan a empujar al alza. Mientras el oro sigue recuperando fuelle como activo refugio.

La lucha contra la inflación es el objetivo prioritario de la Fed en estos momentos y la evolución al alza de los precios de la energía no parece que vayan a dar tregua, lo que amenaza con generar un serio problema estructural si no se ataja a tiempo.

Este probable endurecimiento de la política monetaria norteamericana coge al Banco Central Europeo con el pie cambiado, con la inflación desbocada, y sin haber conseguido enderezar el rumbo de la economía europea. Algunas de las economías de la zona euro extremadamente endeudadas, como la española, se enfrentan a un severo problema de producirse una subida de tipos.

Incertidumbres que, junto a las tensiones geopolíticas, están generando un cierto desconcierto en la renta variable con los operadores cada vez más centrados en el día a día ante la falta de un panorama fiable en el medio plazo, lo cual complica hacer planes de futuro o anticipar los próximos movimientos del mercado.

Calendario semanal de bolsa

Los datos de inflación serán el principal referente de los mercados financieros en los próximos días, junto con algunos datos de producción, crecimiento y confianza. La semana, sin embargo, vendrá marcada por el festivo de este lunes en Wall Street y, sobre todo, por el primer vencimiento de derivados del año.

En la sesión de hoy lunes los mercados norteamericanos cerrarán sus puertas por la celebración del día de Martin Luther King, los inversores no contarán así con grandes referencias macroeconómica salvo los datos de producción industrial, PIB y las ventas al por menor que se publicarán en China.

El martes la atención se centrará en la producción industrial de Japón, la tasa de paro en el Reino Unido, el índice ZEW de Alemania, así como en el índice de confianza constructora NHAB y el índice de la Fed de Nueva York con escaso impacto en los mercados.

Algo más intensa en cuanto a indicadores será la sesión del miércoles cuando se espera la publicación del IPC en Alemania y Reino Unido, la inflación se ha convertido en la principal preocupación de los mercados en la actualidad; mientras que desde Estados Unidos llegarán los permisos de construcción y el inicio de casas nuevas, que sí suelen tener un alto peso en el mercado, además del índice hipotecario MBA.

En la agenda financiera internacional del jueves también habrá citas importantes como la balanza comercial de Japón y España, la producción en el Reino Unido, el IPC de la zona euro o las ventas de viviendas de segunda mano, la Fed de Filadelfia en Estados Unidos.

La última sesión de la semana, el viernes, vendrá marcada por el primer vencimiento completo del año, la cuádruple hora bruja. Los inversores deberán estar además pendientes de índice de confianza consumidora en Alemania GFK, las ventas al por menor en el Reino Unido, la confianza consumidora de la zona euro y el índice de indicadores en Estados Unidos.

Artículos relacionados