Las com­pras de los bancos cen­trales y la si­tua­ción geo­po­lí­tica le apoyan

El oro resiste ante el empuje del dólar estadounidense

La crisis de la libra ayuda a la con­di­ción de re­fugio del metal pre­cioso

Oro
Oro

El oro se ha con­ver­tido en uno de los ac­tivos con mejor ren­di­miento en du­rante un año en que el cam­peón en los mer­cados ha sido el dó­lar. Mientras tanto, la libra es­ter­lina ha ano­tado una fuerte caída, no sólo por el em­puje de la di­visa es­ta­dou­ni­dense, sino por los efectos que la crisis de ventas de bonos bri­tá­nicos ha­bría afec­tado a los ac­tivos en car­tera de los fondos de pen­sio­nes.

El oro ha vuelto a exhibir su condición de refugio por la crisis de la libra, con una fuerte subida. En lo que va de año, sin embargo, su precio anota un descenso del 5%. Aún así, el Consejo Mundial del Oro ha destacado el buen comportamiento del metal amarillo durante el año, sólo superado por materias primas como el petróleo, los productos agrícolas, y el dólar estadounidense.

El Consejo Mundial del Oro señala que la fortaleza del dólar ha jugado un papel de freno para la cotización del oro, ya que "el aumento de las tasas y un dólar fuerte han tenido un efecto negativo significativo en el desempeño del oro a pesar del apoyo de la geopolítica y la inflación". Con todo, el oro ha superado en rendimiento a cualquier tipo de bonos de cualquier país del mundo y se ha tenido un desempeño mejor que el índice S&P 500 o el Nasdaq.

Dólar intratable

La senda alcista del dólar se ha producido frente al resto de las monedas del mundo. Durante el último año, el dólar no sólo no se ha visto afectado por la inflación, que debería debilitar una moneda, sino que se ha convertido en la moneda con mejor trayectoria en todo el mercado de cambios. “Otras monedas fiduciarias se han devaluado aún más. Como dijo Mike Maloney: “El dólar estadounidense se ha fortalecido tanto y tan rápido este año que se ha convertido en un gigante, pisoteando prácticamente todos los demás activos”, señala el periódico digital ShiffGold.

La evolución en los mercados de bonos indica con claridad que los inversores consideran que el banco central estadounidense va a hacer todo lo que sea preciso para reducir la inflación, de una manera cuidadosa para no afectar a la economía, señala este medio de información. Mientras tanto, el Banco Central Europeo ha modificado su estrategia y está aplicando subidas de tipos agresivas.

A favor del oro

A pesar de haberse visto frenado por el empuje del oro, esta materia prima cuenta con fuertes argumentos para disparar su cotización en el futuro. El Consejo Mundial del Oro recuerda que la demanda del metal precioso por parte de los bancos centrales sigue siendo bastante fuerte. “Finalmente, a medida que aumentan los riesgos geopolíticos y de recesión, los inversores pueden cambiar a estrategias más defensivas, buscando activos líquidos de alta calidad como el oro para reducir las pérdidas de cartera”, indica ShiffGold.

La acción del Banco de Inglaterra ha logrado contener la crisis que había afectado a la libra. Miles de fondos de pensiones habían necesitado efectivo adicional, porque el colapso de los bonos había desplomado los precios y los gestores necesitaban protección contra la inflación. Una crisis que podría tener su continuación en los próximos meses, porque el 26% de los préstamos hipotecarios tienen tipo de interés variable y aunque el precio del dinero en Reino Unido se encuentra en el 2,25% en próximos meses se estima que alcanzará el 6%. Un auténtico drama para los prestatarios.

Artículos relacionados