MONITOR DE LATINOAMÉRICA

Chile y Uruguay li­deran el ran­king en el área, a con­si­de­rable dis­tancia del resto

Malos tiempos para la libertad económica en Latinoamérica

Los prin­ci­pales mer­cados para España acusan un de­te­rioro en el in­di­cador

Latinoamérica: libertad económica.
Latinoamérica: libertad económica.

La li­bertad eco­nó­mica, in­di­cador clave a la hora de exa­minar la aper­tura de mer­cados y su atrac­tivo para captar in­ver­sión pro­duc­tiva, y va­riable bá­sica para el pro­greso de los países y el ac­ceso de las so­cie­dades a me­jores es­tán­dares de renta y de vida, no atra­viesa su mejor mo­mento en Latam. Todas las grandes eco­no­mías re­gio­na­les, que son tam­bién los prin­ci­pales des­tinos de la in­ver­sión es­pañola en el área, acu­saron un evi­dente de­te­rioro en el in­di­cador el año pa­sado y las pers­pec­tivas no son ha­la­güeñas para 2022.

Según el recién publicado Índice de Libertad Económica de The Heritage Foundation, que examina este año a 177 países y los ubica en cinco grandes categorías midiendo 12 apartados clave, 11 de los 19 países iberoamericanos experimentaron un serio retroceso en el último año, entre ellos Brasil, México, Argentina, Chile, Colombia y Perú. Ningún país de la región aparece entre las naciones calificadas de ‘libres’ en términos económicos y sólo dos (Chile y Uruguay) figuran entre las situadas como ‘principalmente libres’.

Según el indicador, que mide marco legal (derechos de propiedad, eficacia jurídica, integridad gubernamental); parámetros económicos del Estado (fiscalidad, gasto público, salud fiscal); eficiencia regulatoria (libertad empresarial, libertad laboral, libertad monetaria) y apertura de mercados (libertad comercial, libertad para inversiones y libertad financiera), ocho países (Perú, Costa Rica, Panamá, Colombia, México, Guatemala, Dominicana y Paraguay) permanecen en la categoría de economías ‘moderadamente libres’, en la que se sitúa también una España que también sufrió deterioro.

Seis países no logran salir de la etiqueta de ‘principalmente no libres’, Brasil, Argentina, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Ecuador. Y tres (Bolivia, Cuba y Venezuela) son calificados de economías ‘no libres’ en un índice que considera las políticas y condiciones desde el 1 de julio de 2020 a fin de junio de 2021.

Contexto complicado

El deterioro llega en un contexto hostil, de persistencia de la pandemia y sus efectos; de menor empuje del comercio y las inversiones globales; de expansión económica dañada por el Covid (desplome histórico del PIB en 2020, rebote insuficiente en 2021 y moderado crecimiento previsto en 2022). Y también de creciente inestabilidad e incertidumbre política en algunos países y del aumento de la ‘ingobernabilidad’ o de las posiciones populistas en otros.

El informe muestra su preocupación por el hecho de que la libertad económica en 2021 experimenta un retroceso generalizado en el mundo y destaca el llamativo caso de EEUU, que se cae cinco puestos, a la posición 25 (su peor registro histórico en el ranking) por el fuerte empeoramiento de la salud fiscal del país (creciente déficit y aumento de la deuda). Singapur, Suiza, Irlanda, Nueva Zelanda, Luxemburgo, Taiwán y Estonia, por este orden, lideran la libertad económica en el mundo, según The Heritage Foundation.

Chile, el campeón latinoamericano en libertad económica (puesto 20 a nivel mundial), cae por segundo año consecutivo, afectado por el deterioro en los apartados de déficit, deuda, gasto público, fiscalidad y laboral. Y se ubica muy lejos del séptimo lugar mundial que lograra en 2013. Con 74,4 puntos, Chile se mantiene a distancia, eso sí, del resto de Latam, donde sólo Uruguay (puesto 34, 70 puntos) aguanta el ritmo, con mejora sobre el año anterior.

Lejos de los países líderes

Pero ambos están lejos de los líderes mundiales, que exhiben puntuaciones superiores a 82. El informe elogia, eso sí, el sólido marco legal y respeto a los derechos de propiedad privada en Chile. Y el mantenimiento de “la apertura del mercado a la inversión y de un marco regulatorio relativamente eficiente que han proporcionado base para el dinamismo económico en las últimas décadas”.

En la zona de las economías ‘moderadamente libres’, donde España se sitúa en el puesto 41 (68,2 puntos), Perú (puesto 51); Panamá (56), Colombia (60), México (67) y Guatemala (69) registran mermas, mientras que Costa Rica (55); Dominicana (71) y Paraguay (73 mundial) logran mejorar su puntuación. Según el informe, Perú ha retrocedido en los apartados de derechos de propiedad y de libertad en los ámbitos empresarial, laboral, monetario y comercial, así como en salud fiscal. En Colombia, el retroceso se debe al deterioro en aspectos como el derecho de propiedad, gasto gubernamental y libertad empresarial.

Brasil y Argentina se ubican en la parte baja entre las economías ‘principalmente no libres’ (puestos 133 y 144) y ambos registran un deterioro en libertad económica. En esta categoría sólo exhibe una mejora Ecuador (puesto 126), mientras que El Salvador (90); Honduras (92) y Nicaragua (122) registran un descenso. En el caso argentino empeoran los apartados de propiedad, salud fiscal y libertad comercial y empresarial, mientras que en Brasil, el deterioro obedece fundamentalmente a empeoramiento en las áreas de fiscalidad, gasto gubernamental, salud financiera y libertad comercial, aunque mejoran todos los aspectos de eficiencia regulatoria.

Finalmente, los tres países del área calificados como ‘economías’ no libres’ o con libertad reprimida, mejoran en puntuación, pero sin abandonar dos de ellas el furgón de cola mundial: Bolivia (puesto 169), Cuba (175) y Venezuela (176).

Artículos relacionados