ANÁLISIS

Moreno es­pera que Sánchez ponga todo su em­peño en re­lanzar su imagen in­ter­na­cional y se ol­vide de las urnas

Feijóo quiere probar su tirón electoral en Andalucía y así no coincidir con las generales

Insta al pre­si­dente an­daluz a an­ti­cipar la con­vo­ca­toria y des­armar la es­tra­tegia de Sánchez

Juanma Moreno, pte. de Andalucía.
Juanma Moreno, pte. de Andalucía.

La ma­qui­naria elec­toral de los par­tidos se está en­gra­sando a toda ve­lo­ci­dad. Las elec­ciones en Andalucía, a punto de con­vo­carse, se in­ter­pretan como un an­ti­cipo de las ge­ne­ra­les. Todas las mi­radas están puestas en el mo­delo eco­nó­mico y so­cial que pre­senten los po­pu­lares en Andalucía. Es donde quieren in­cidir para acabar con el mo­delo de Pedro Sánchez y sus so­cios de Unidas Podemos.

Por su parte, desde el Gobierno no han dejado de ironizar con las propuestas económicas que le sugirió el nuevo presidente del PP, Núñez Feijóo, o porque ya se aplican o porque no las permite la Unión Europea.

Con estos antecedentes, el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ya había adelantado hace dos semanas que podría anticipar la convocatoria de elecciones si la oposición no le dejaba gobernar. Moreno señalaba a los socialistas andaluces, así como a los líderes de VOX en la Junta, como los responsables del previsible adelanto una vez que no permitieron que salieran adelante los Presupuestos de la Comunidad para este año.

El argumento de los populares es que sin Presupuestos no tiene sentido seguir gobernando porque no puedes aplicar gran parte de tus políticas, y muy en especial las sociales, justo en estos momentos de crisis. Aunque Moreno rehusaba hace quince días precisar la fecha, durante este fin de semana los populares han dado un paso adelante y admiten que contemplan el mes de junio como el momento elegido para celebrar las elecciones andaluzas.

Junto a la justificación oficial de que sin Presupuestos no se puede gobernar, otras fuentes conocedoras de la opción por el mes de junio añaden que Juanma Moreno está decidido a anticiparlas a ese momento para evitar que puedan coincidir con las elecciones generales. Los populares andaluces dan por hecho de que el presidente del Gobierno no las adelantará en ningún caso al mes de junio, pues el equipo de Pedro Sánchez tendrá que estar muy centrado en la organización de la próxima cumbre de la Alianza Atlántica que España acogerá en Madrid los días 29 y 30 de junio.

Esta cumbre es muy importante para pergeñar el destino de Pedro Sánchez de cara a su pretensión personal de desempeñar en el futuro un papel en los organismos internacionales, ya sea de la Unión Europea, la Alianza Atlántica o Naciones Unidas. Desde su incorporación al equipo de Carlos Westendorp, en su época de alto representante civil para la paz en Bosnia a finales de los 90, Sánchez ha desarrollado un gran interés por las cuestiones de estrategia internacional.

Necesidad de satisfacer

Entre sus libros de cabecera en aquella época se encontraba ‘Para acabar una guerra’, del diplomático norteamericano, Richard Holbrook, con quien alguno de sus adversarios en el Partido Popular advierte similitudes. En concreto, señalan su apetito pantagruélico para los elogios y por todo tipo de maniobras diplomáticas y no diplomáticas para alcanzar sus objetivos, como ha demostrado desde que fuera desalojado de la secretaría General del Partido Socialista y, en sus años de mandato, tras conseguir el poder con la moción de censura que presentó a Mariano Rajoy.

Pero los populares también quieren cortar la línea ascendente que viene experimentando en los sondeos en Andalucía el partido liderado por Santiago Abascal. Las últimas encuestas otorgan a VOX entre 20 y 24 escaños desde los 12 actuales. Los populares son conocedores de que VOX está realizando un trabajo exhaustivo sobre los retos de la economía andaluza y en especial sobre las debilidades que representa para Andalucía la desaparición de una gran parte del entramado económico que conllevaba la existencia de las cajas de ahorros en Andalucía.

La previsible candidata por VOX, Macarena Olona, viene trabajando con sus colaboradores más cercanos, tanto de su propio gabinete como del grupo parlamentario en Madrid, para realizar propuestas de cara a que el futuro de Unicaja se vincule más a Andalucía que a Asturias como temen que suceda una parte de los actuales directivos. En este sentido el Gobierno ha enviado un requerimiento a la entidad para que se cumplan los objetivos de buena gobernanza en las entidades financieras que un destacado grupo de críticos cuestiona.

Todo este conjunto de acontecimientos ha llevado a los populares a tomar la decisión del adelanto electoral. El encargado de oficializar las claves de este preanunciado adelanto al mes de junio ha sido el hombre fuerte de Moreno en Andalucía, su consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía y nuevo coordinador general del PP nacional, Elías Bendodo.

Ha repetido el argumento de su presidente. Según Bendodo, los gobiernos tienen que tener todas las herramientas a su alcance para la recuperación económica y una fundamental es un presupuesto. El hombre fuerte de Moreno, según declaraba este domingo al diario ‘El País’, sumaba entre los responsables de que no puedan gobernar a Podemos.

Ha utilizado una imagen muy expresiva para justificar cualquier decisión de adelanto electoral a partir de ahora: “en Andalucía estamos peleando contra la crisis con una mano atada porque Vox, PSOE y Podemos votaron en contra. Necesitamos que haya un presupuesto cuanto antes, lo que significa que va a haber un adelanto electoral".

El PP quiere poner toda la carne en el asador. Como ya ocurrió con las elecciones de Madrid en mayo del año pasado, considera clave lo que suceda en Andalucía para llevar a Núñez Feijóo a La Moncloa. Como lo es para el PSOE que trata de recuperarse del ánimo de desconocimiento y derrota de su actual candidato a la presidencia de la Junta. Un mal resultado para Juan Espadas, es otra china en el camino para que Sánchez pueda continuar en La Moncloa.

Si para Feijóo el nuevo PP no puede fallar en las elecciones andaluzas, para el conjunto de los españoles, lo que suceda en junio debe servir para configurar un nuevo terreno de alianzas políticas con cambio de modelo económico. Como muestran los datos incontestables de la oficina estadística de la Unión Europea, el modelo Sánchez nos ha llevado a liderar la mayor crisis económica en Europa.

Artículos relacionados