Anunciado un pro­grama de re­compra de ac­ciones de más hasta 1.800 mi­llones de euros

CaixaBank apuesta por el crecimiento interno con los antiguos clientes de Bankia

Goirigolzarri y Gortázar pre­sentan el nuevo Plan es­tra­té­gico 2022-2024 con la ac­ción dis­pa­rada en Bolsa

José Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortázar, CaixaBank.
José Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortázar, CaixaBank.

Cerrada la in­te­gra­ción so­cie­ta­ria, de per­sonal y de red, CaixaBank aco­mete ahora la in­te­gra­ción de sus clientes para con­se­guir la ren­ta­bi­lidad que per­sigue como pri­mera en­tidad fi­nan­ciera del país. Su pre­si­dente, José Ignacio Goirigolzarri, y su con­se­jero de­le­gado, Gonzalo Gortázar pre­sen­taron ante más de 120 pe­rio­distas la es­tra­tegia de la com­pañía hasta 2024. Al tiempo, anun­ciaron un plan de re­compra de ac­cio­nes, por 1.800 mi­llones de eu­ros, que ha dis­pa­rado la ac­ción más de un 5%.

Una estrategia que se basa exclusivamente en el crecimiento orgánico -descartada de entrada cualquier tipo de fusión- y que prevé un retorno para el accionista de 9.000 millones en los tres años de duración del plan, incluidos los 1.800 millones del programa de recompra de acciones anunciado para este año. Como resultado del anuncio, realizado en la presentación del nuevo Plan Estratégico 2022-2024, la acción se ha revalorizado más de un 5% en la Bolsa de Madrid.

Según se explicó en la presentación del Plan, los ingresos (comisiones, mantenimiento, etc.) crecerán a una tasa anual del 7% mientras que la ratio de eficiencia mejorará en diez puntos porcentuales hasta situarse por debajo del 48%. La tasa de morosidad, por su parte, se pretende situar por debajo del 3% (3,6% al cierre del primer trimestre) mientras que la rentabilidad sobre fondos propios (ROTE) pasará del 7,2% actual a más del 12%. Y todo ello con una política de distribución del beneficio (pay-out) del 50%.

Crecer desde dentro

Como dejaron claro los dos principales ejecutivos del banco, con 20 millones de clientes, la clave del plan no es buscar más, sino rentabilizar los que se tienen. Y eso pasa, fundamentalmente, por ampliar la cartera de productos y servicios a contratar especialmente por la clientela de la antigua Bankia y, más en concreto, en los productos de ahorro a largo plazo y seguros.

Mercado existe, desde luego, si se considera que el 29% del ahorro total de las familias españolas está 'colocado' en productos a largo plazo como fondos de pensiones, fondos de inversión y seguros de ahorro; frente al 41% de la Eurozona y de EEUU.

Para CaixaBank puede decirse que el mercado está en casa, ya que si se analiza la penetración de estos productos en su base de clientes se ve que los clientes de la antigua La Caixa triplican con creces los seguros de ahorro contratados (11%) que los suscritos por los clientes de la antigua Bankia (3%). En Planes de Pensiones la diferencia es casi un 20% inferior, ya que los clientes (personas físicas) que tienen un plan de este tipo son el 11% de la antigua Caixa y del 9% de la entidad absorbida.

En el apartado de gestión de patrimonios (incluye, además fondos CAM, fondos de comercializados de otras entidades), la antigua Caixa gestiona la cartera del 23% de sus clientes, mientras que la parte de Bankia se queda en el 14%.

Gortázar, convencido

En este mercado, según destacó el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, CaixaBank prevé “mejorar la cuota de mercado en 70 puntos básicos en estos tres años” desde el 29,6% que ostenta ya en el primer trimestre de este año. La tasa decrecimiento anual acumulada en el periodo del plan estratégico que se pone en marcha será superior al 3%.

Para lograrlo, según destacó, la entidad parte de un excelente posicionamiento con “30.000 empleados certificados en asesoramiento financiero!”, una amplia gama de producto y una metodología propia integrada en la dina Ica comercial. El foco de estos productos estará puesto, también, en la sostenibilidad hasta el punto de que el 35% de los fondos y ek 47% de los planes de pensiones mantienen la máxima categoría de sostenibilidad.

El objetivo en este mercado, según destacó el consejero delegado, es mantener el liderazgo en ahorro a largo plazo y ser “referentes indiscutibles en inversión y asesoramiento financiero sostenible”.

Un seguro para todos

Seguros es el segundo gran mercado en el que CaixaBank basa su estrategia de crecimiento. A través de VidaCaixa, la entidad es “claro líder del mercado y, si se añade la alianza con Mutua Madrileña, la suma de las dos actividades pasa del 20% se cuota de mercado en España”, aseguró Gortázar quien estacó el éxito e su cartera de productos ‘MyBox’. Y añadió: “pensamos seguir desarrollando e incrementando la penetración de MyBox y seguir lanzando distintos productos que nos permiten pensar en crecer al 9% anual en esta parte del negocio”.

En seguros, VidaCaixa cuenta con una base de 6,2 millones de clientes a los que se suma el hecho de que 2,9 millones clientes particulares de CaixaBank tienen contratado algún producto de seguros generales.

Para los objetivos del plan estratégico, el análisis por origen de los clientes refleja que el 21% los procedentes de la antigua Caixa tienen contratado un seguro de Vida-riesgo (el 11% los de la antigua Bankia); mientras que en Salud la cifra se multiplica por siete (7% frente a 1%) y en Auto (3% frente a 1%) se triplica.

La proximidad como ‘marca’

Según explicó su presidente, José Ignacio Goirigolzarri, la CaixaBank que pretenden tener en 2024 será “una entidad líder basada en un modelo único, muy cerca de nuestros clientes”; con una rentabilidad “atractiva” y una remuneración al accionista “competitiva”. Para ello, el modelo de distribución estará adaptado a las preferencias de los clientes, con el objetivo de brindar una “excelente experiencia de cliente" y ser referentes en sostenibilidad medioambiental. Un aspecto en el que, a través de su actividad crediticia, CaixaBank ha conseguido movilizar 64.000 millones en finanzas sostenibles.

Otro aspecto destacado de la nueva estrategia es la atención al grupo de clientes de mayor edad. La entidad tiene más de 5,7 millones de clientes por encima de los 60 años, lo que le da una penetración del 43% en este segmento del mercado. “Queremos diferenciarnos —dijo- por ser el grupo financiero de referencia para las personas mayores. Y queremos serlo también por la calidad que le damos a las personas mayores.

La entidad mantendrá un modelo de atención “eficiente y adaptado a las preferencias de los clientes” con el objetivo de intensificar el contacto y la accesibilidad del cliente con ello, generar el mayor número posible de “oportunidades de valor”. CaixaBank cuenta con más de 19 millones de clientes en España y once millones de clientes digitales (43% de penetración); de los que el 70% recurren, en un momento u otro, a la oficina o al gestor.

Por tipo de atención o de servicio utilizado, el 18% de los clientes de CaixaBank solo utiliza la sucursal para su relación con el banco; el 29% son omnicanal (gestor presencial + canales digitales); el 19% son clientes de Imagin (banca móvil con oferta simplificada y servicios no financieros); el 8% es digital 100% con plena autonomía (no Imagin) y el 22% opta por los servicios inTouch (gestión remota); por lo que apenas el 5% de los clientes usan otros canales (banca privada, instituciones, emprended, CIB…).

En el ámbito de la banca digital, los objetivos que se ha fijado CaixaBank son ambiciosos ya que prevé alcanzar los cinco millones de clientes a final de año en Imagin (banca móvil) mediante la “inversión para ampliar la cartera de productos de oferta financiera y no financiera” y la introducción de nuevos productos y servicios como cuentas, tarjetas, créditos al consumo, seguros y gestión de patrimonio. La atención a este segmento de clientes es evidente si se tiene en cuenta que el cliente medio de inTouch ‘consume’ 8,2 productos al año.

La banca online “es un mercado en el que la competencia es muy elevada”, destacó Gonzalo Gortázar quien fue tajante al asegurar que “competimos en precio y en servicios nuevos; haremos una propuesta de valor que será superior a los demás”.

Banca Corporativa y crecimiento internacional

Además de la rentabilización de su cartera de clientes, el plan de crecimiento de CaixaBank incluye también al segmento empresarial. El banco ha pasado de contar con una cuota del 9,1% del mercado del crédito a empresas en 2011 al 23,9% en la actualidad, al tiempo que se ha ido “especializando en áreas de negocio como el farmacéutico, el alimentario, en el campo del bienestar, etc.”, añadió Gonzalo Gortázar.

En Banca Corporativa, el posicionamiento de la entidad le permite posicionarse como referencia con una inversión crediticia que ha pasado de los 19.600 millones en 2018 a más de 54.800 millones en 2021 “ obviamente ayudada por Bankia en el último año, destacó.

Aunque CaixaBank no ha diseñado un plan de internacionalización específico, sí que acompañará con aperturas en diferentes ciudades de Europa los servicios que presta actualmente al segmento de Empresas. “Hemos abierto sucursales en Paris, Frankfurt, Londres… hemos crecido mucho en Portugal, y tenemos en proyecto abrir en Italia”, destacó Gortázar, que señaló también las actividades en Viena y Polonia.

“Estamos creciendo en sucursales y en el negocio de banca corporativa con el foco en Europa”, dijo mientras explicaba que se trata de clientes que operan en España y para los que, dado nuestro tamaño, “empezamos a elevar la conversación a su matriz europea”.

Dentro de esta misma actividad, el consejero delegado de CaixaBank destacó especialmente la buena evolución de su filial portuguesa de la que, dijo: “BPI está en un círculo virtuoso: puede crecer en cuota de mercado e ingresos y eso le permite invertir más en dar una mayor calidad de productos y servicios… Como resultado, su ratio de eficiencia ha mejorado del 64% al 54% y tiene unos niveles de morosidad extraordinariamente positivos”.

Artículos relacionados