BOLSA

Duro Felguera, en lucha consigo misma

Pese al res­piro lo­grado por la in­yec­ción de 120 mi­llones de euros de la SEPI con los fondos des­ti­nados a salvar em­presas es­tra­té­gi­cas, la ges­tión de Duro Felguera sigue ge­ne­rando grandes re­celos en el mer­cado. Un sen­ti­miento ne­ga­tivo que la com­pañía quiere ir sa­cu­dién­dose con buenas no­ti­cias de su ac­ti­vi­dad.

Entre los últimos logros de los que el grupo ha hecho ostentación en los últimos meses con el fin de ir mejorando su imagen destaca el anuncio de la finalización de su participación en la obra de construcción de ocho tanques de gas natural licuado (GNL) en Kuwait, en el complejo petroquímico de Al Zour.

Se trata de la refinería con más capacidad para almacenamiento y regasificación de GNL del mundo, y la primera planta permanente de importación de GNL en Kuwait.

Felguera-IHI, filial de Duro Felguera especializada en plantas de almacenamiento de combustibles, tanques de almacenamiento de GNL y equipos de almacenamiento, finalizó el pasado 28 de abril el servicio que ha venido prestando en los últimos seis años a Wood, el responsable del PMC del proyecto, y a Kuwait Integrated Petroleum Industries Company (Kipic), el cliente final.

Felguera-IHI ha prestado servicio con su personal especializado tanto en remoto como presencialmente en obra, en una primera etapa 'off shore' entre mayo de 2016 y mayo de 2019, donde se realizó el control de toda la parte de ingeniería, y una segunda etapa 'on shore' de octubre de 2017 hasta abril de 2022 en la que ha dispuesto personal para el seguimiento y control de la obra de tanques, desde la construcción hasta su precomisionado y comisionado.

Ambos clientes han expresado su satisfacción con la labor de Duro Felguera en la construcción de los ocho tanques de almacenamiento, ha asegurado la empresa, lo que dejaría la puerta abierta a la consecución de nuevos contratos en el país árabe.

Pero mientras este lavado de imagen se consolida, los accionistas siguen castigando al valor. Su cotización se ha hundido cerca de un 20% en las últimas semanas, provocando la pérdida de la importante referencia del euro por acción que tanto le había costado recuperar.

Los expertos técnicos consideran que en las inmediaciones de los 0,8 euros encuentra ahora un sólido soporte que debería animar un rebote si los factores exógenos también mejoran, pero en general su perfil técnico sigue mostrando una fuerte debilidad.

Artículos relacionados