BOLSA

IAG espera levantar el vuelo en verano

La pro­gre­siva re­cu­pe­ra­ción de la mo­vi­lidad y del tu­rismo primte ser un alivio para hacer des­pegar a IAG, que vive uno de sus peores mo­mentos en bolsa desde la apa­ri­ción de la pan­de­mia. Un cal­vario que la com­pañía aérea trata de con­tra­rrestar ofre­ciendo una imagen de tran­qui­lidad en su ac­ti­vi­dad.

Las buenas expectativas de crecimiento, de hecho, han llevado al grupo a aprovechar el momento para realizar un pedido de aviones a Boeing con notables descuentos.

En concreto, el grupo hispano-británico ha llegado a un acuerdo con el fabricante de aviones americano para adquirir 25 aviones 737- 8200 y 25 737-10, así como 100 opciones que estarán disponibles para entra entre 2025 y 2028. Las aeronaves se entregarán entre 2023 y 2027 y podrán ser utilizadas por cualquiera de las aerolíneas del Grupo para renovar la flota, en especial en corto radio.

“Estos aviones de última generación, ha destacado Luis Gallego, consejero delegado de IAG, “son más eficientes en el consumo de combustible que las aeronaves que reemplazan, en línea con nuestro compromiso de alcanzar cero emisiones netas para 2050”. El pedido de flota, en cualquier caso, se encuentra sujeto a la aprobación de los accionistas de IAG.

El precio de lista del B737-8200 es de aproximadamente 120 millones de dólares y el precio de lista del B737- 10 es de 130 millones de dólares, aunque. IAG ha negociado un descuento sustancial. Para financiar estas adquisiciones, el grupo asegura contar con varias opciones que utilizará según su conveniencia cuando llegue la hora de pago.

Entre tanto, el mercado sigue dando la espalda a la acción que pierde un 15% en el acumulado del año. A principios de mes, los expertos de JP Morgan rebajaron su estimación de precio objetivo de 2,2 a 1,95 euros por acción, aunque esta valoración aún supone un potencial alcista de más del 30% para el valor desde su actual precio de mercado por debajo de 1,5 euros.

Artículos relacionados