Los viejos mo­no­po­lios no dejan de perder peso res­pecto a las pla­ta­formas

Las nuevas bolsas desafían a los mercados tradicionales con costes muchos más bajos

La irrup­ción de PortFolio SE es el úl­timo ca­pí­tulo de una re­vo­lu­ción his­tó­rica

Plataforma Portfolio SE.
Plataforma Portfolio SE.

Hay un nuevo ju­gador entre los mer­cados de va­lores eu­ro­peos. Se llama Portfolio SE, lo han mon­tado y fi­nan­ciado pro­fe­sio­nales es­pañoles de dis­tintos sec­tores desde el fi­nan­ciero, pa­sando por el tec­no­ló­gico hasta el de la abo­gacía y está dis­puesto a dar la ba­talla en el pro­ce­loso mundo de la cap­ta­ción de em­presas co­ti­zadas y emi­sores de renta fija. La ba­talla está ser­vida en un uni­verso en pleno pe­ríodo de cam­bio.

Portfolio está concebido para empezar a cotizar desde el primer minuto con BME Growth o con Euronext Access. Son mercados para nuevas empresas medianas o pequeñas con cada vez más competencia de mercados totalmente digitalizados como Portfolio que, además, facilitan las condiciones de acceso. No sólo son más baratos, sino que también eliminan requisitos de 'free float' mínimo o de proveedores de liquidez.

Hace ya bastantes años que las viejas estructuras monopolísticas de las grandes bolsas se tambalean. La irrupción de nuevas plataformas ha robado negocio a las bolsas tradicionales a ritmo constante. En plena revolución tecnológica, da la impresión de que los mercados tradicionales se han dormido en los laureles. Son estructuras demasiado grandes y pesadas. Y, en líneas generales, bastante caras.

Plazas como Luxemburgo, Amsterdam -mercado este que se llevó el gato al agua de la salida a bolsa de la empresa con sede en España- Allfunds o Euronext Access son los grandes beneficiarios de una nueva forma de entender los mercados. Son más ágiles, más modernos y también más baratos. Portfolio SE asegura que puede asegurar un ahorro de costes de hasta el 90% por los diferentes conceptos. ¿Cómo? Eliminando hasta 14 intermediarios que en las distintas fases se llevan cada uno una parte del pastel.

"El gran reto de una bolsa es que sea capaz de garantizar liquidez y difusión suficiente a las empresas. Ese será el gran reto de Portfolio, que en una primera fase va a competir a cara de perro con otros mercados para empresas de nueva creación. La principal referencia en casa es BME Growth, pero hay otras plataformas con la misma filosofía que están en su radio de acción. La competencia es máxima", señalan en fuentes del sector.

La aparición de nuevas plataformas debería abrir el abanico de posibilidades de las empresas para financiarse tanto en el mercado de acciones y de renta fija. Para muchas, es un camino vedado hasta ahora por los altos costes y por el volumen de requisitos de información y autorizaciones que exigen estas operaciones. Se trata de procesos muy largos y costosos que muchas compañías no pueden afrontar.

En este punto, las nuevas bolsas como Portfolio SE están en disposición de aligerar estos procesos. En el sector están convencidos de que "vamos a ver como los grandes mercados tradicionales reducen tarifas, pero nunca van a ser tan competitivos como los nuevos, que parten con estructuras de costes mucho más ligeras por su componente casi 100% tecnológico. Un proceso que no tiene marcha atrás en los tiempos que vivimos".

A la espera del arranque de Portfolio -prevista para el próximo mes de septiembre- hay expectación por saber hasta qué punto un proyecto de estas características puede dinamizar un mercado español que en el segmento concreto de las salidas a bolsa lleva varios años bajo mínimos. En 2021 sólo hubo tres debuts -relevante sólo fue el de Acciona Energía, ya que Ecoener fue una operación pequeña y Línea Directa salió por la vía del 'listing'-, que en absoluto compensa el valor de las numerosas empresas que han abandonado el parqué.

Artículos relacionados