BOLSA

Amrest, bajo el yugo de la inflación

Los ope­ra­dores más ave­zados ob­servan con preo­cu­pa­ción la si­tua­ción de Amrest, en su peor mo­mento en Bolsa desde la pan­de­mia. La alta pre­sión in­fla­cio­nista, con un cre­ci­miento de los pre­cios que no se veía desde 1985, su­pone un serio revés para su ac­ti­vidad de ne­go­cio, lo que ha obli­gado a los in­ver­sores a acen­tuar sus me­didas de pru­dencia pese a que la com­pañía ha re­to­mado la senda del be­ne­ficio en el primer tri­mes­tre.

Las ganancias de la empresa de restauración han rozado el millón de euros entre enero y marzo con un incremento del Ebitda del 52%, por encima de los 75 millones de euros. Unas cifras propiciadas por unos ingresos superiores a los 500 millones de euros, superando de nuevo los registros previos a la pandemia.

En este período, a pesar de tener que salir de Rusia, el grupo ha abierto 11 nuevos restaurantes, lo que muestra la creciente confianza en la recuperación del sector. El grupo ha conseguido cerrar así su mejor trimestre de la historia.

Eso, sin embargo, no ha sido suficiente para reactivar la cotización. En los mercados se empieza a castigar a los valores más ligados al consumo ante el posible ajuste de cinturón por la pérdida de poder adquisitivo que genera la inflación.

Lo primero que se cae del presupuesto en tiempos de escasez suele ser la restauración y la ropa. A ello se suma además una nueva ola de la covid que amenaza con devolver el uso de las mascarillas a interiores, sino algo peor.

En este sentido, algunos accionistas han mostrado cierta preocupación ante la posible necesidad de tener que recurrir a una posible ampliación de capital si las condiciones se vuelven a torcer y pendiente de su alta deuda financiera, por encima de los 550 millones de euros.

Este contexto, cada vez más complejo, Amrest muestra un claro perfil lateral bajista que le está acercando peligrosamente hacia los mínimos sufridos en los peores momentos de la crisis sanitaria. De momento, el valor está encontrando soporte sobre los 3,5 euros. Un nivel que los expertos aconsejan vigilar atentamente.

Artículos relacionados