Los in­ver­sores más aven­tu­rados sacan la ban­dera blanca tras las cuentas se­mes­trales

Los bajistas golpean duro a las renovables a pesar de sus aceptables resultados

Las ac­ciones de Solaria y Soltec caen a plomo en bolsa con el viento en contra

Acciona Renovables
Acciona Renovables

Los buenos re­sul­tados de em­presas de re­no­va­bles de re­fe­rencia de la bolsa es­pañola no sirven para calmar los ánimos de los in­ver­so­res. Aunque las cuentas de Solaria y de Soltec en su primer se­mestre fiscal han sido apa­ren­te­mente más que acep­ta­bles, los in­ver­sores han ini­ciado una gran ca­rrera ven­de­dora. Con el apoyo de los in­ver­sores ba­jis­tas, que a pesar del des­plome si­guen oliendo sangre en un sector con el viento en con­tra.

Los números son incontestables. El mercado recibió las cuentas de Soltec, el pasado 16 de septiembre, con una caída del 12% que luego no ha hecho más que crecer. La acción se ha precipitado hasta niveles cercanos a los 4 euros, los más bajos desde el pasado mes de julio. En el caso de Solaria, el descenso es imparable desde los máximos del año de la última semana de agosto por encima de los 24 euros por acción.

Desde entonces, la cotización del grupo controlado por la familia Díaz Tejeiro se ha desplomado alrededor de un 30% y vuelve a la casilla de salida de un 2022 de más a mucho menos. La presentación de las cuentas del primer semestre, el pasado jueves, no ha hecho sino hurgar más en la herida. Los resultados de las compañías no han podido ser peor recibidos por el mercado. Tanto es así, que la intensidad de los descensos ha provocado cierta sorpresa en parte del mercado.

"Hay un sentimiento de mercado muy negativo hacia las renovables. De acuerdo que se podía esperar más de los resultados, pero tampoco son como para rasgarse las vestiduras", señalan en una gestora nacional que sostiene que el castigo empieza a ser muy exagerado a tenor de los grandes números presentados por las compañías. ¿Hasta qué punto está justificada la caída libre en bolsa de ambos valores?

Solaria, la más afectada

Solaria ha puesto sobre la mesa una mejora del 85% de los beneficios, mientras que los ingresos han crecido un 54%. En paralelo, el grupo ha llegado a los 1.000 MW de capacidad conectada. Una fotografía fija aparentemente buena que, sin embargo, los analistas han afeado. Creen que las ventas y los beneficios han bajado el ritmo de crecimiento en el segundo trimestre respecto al primero y, respecto a la generación, señalan que crece por la puesta en servicio de nuevas plantas solares.

Por lo tanto, no advierten en conjunto de sorpresas positivas en una compañía que siempre se ha distinguido por lanzar previsiones muy agresivas, de difícil cumplimiento. También han dejado frío al mercado las cuentas de Soltec, a pesar de que los ingresos crecieron un 181% respecto al primer semestre del año pasado y de que las pérdidas cayeron por debajo de los 10 millones frente a los casi 20 de 2021.

Con todos estos ingredientes sobre la mesa, los inversores bajistas están siendo decisivos en el desplome de las cotizaciones. En las últimas horas, el 'hedge fund' de Londres Point 72 ha aumentado su posición corta en Solaria hasta el 0,60%, el mismo nivel que ha alcanzado AHL Partners desde el 0,5% anterior. Otros dos fondos con posiciones cortas significativas se juegan a la baja otro 1,5% del valor.

En el caso de Soltec, la presión también crece. Voleon Capital ha subido su posición bajista hasta el 0,7% del capital en pleno desplome de la cotización. Por lo tanto, los 'hedge' estarían cotizando que lo peor en bolsa no ha quedado atrás para unas compañías que están pasando por el momento más delicado del año en bolsa. En plena tormenta, la presión bajista no para de crecer bajo la alargada sombra de la crisis energética mundial.

Artículos relacionados