BOLSA

Reig Jofre, visión a largo plazo

Desde prin­ci­pios de 2021, cuando al­canzó su mejor mo­mento en casi una dé­cada, Reig Jofre ha en­trado en un preo­cu­pante de­clive hacia los mí­nimos re­gis­trados el año de la pan­de­mia. Una si­tua­ción que em­pieza a deses­perar a sus ac­cio­nistas más fie­les, in­ca­paces de en­tender el cas­tigo del mer­cado a una em­presa que está de­mos­trando una buena ges­tión.

Situada en un sector, como el de la alimentación saludable, con alto potencial de crecimiento, sus resultados del primer semestre son destacables, en los que alcanzó unos beneficios de 3,6 millones de euros, un 2% más gracias al fuerte impulso de las ventas, un 14% de crecimiento, hasta los 132,6 millones de euros.

Todo ello motivado por los continuos esfuerzos para impulsar su expansión internacional y su actividad. Buena muestra de ello ha sido el reciente lanzamiento online en China de su marca de complementos alimenticios, Forté Pharma. Con ello, el laboratorio quiere aprovechar el creciente potencial del gigante asiático que cuenta con una creciente masa de población preocupada por la prevención de la salud y la belleza a través de la alimentación.

La Bolsa, sin embargo, no acaba de reaccionar a estas buenas noticias ante el temor de las dificultades que pueda encontrar la compañía para trasladar el incremento de costes a los productos si no es a costa de una caída de las ventas. También preocupa en cierta medida la subida de tipos de interés, aunque el grupo mantiene su deuda controlada en una ratio deuda/Ebitda de 2,5 veces.

Los operadores además destacan el escaso atractivo de su dividendo en un entorno de alta inflación y subida de tipos, lo que la sitúa como una inversión a muy largo plazo. Solo desde esta perspectiva, señalan, podría considerarse lógica las compras del valor para aprovechar su bajo precio actual en torno a los 2,4 euros por acción. Eso sí, aconsejan una entrada progresiva en función de la evolución de la compañía en los próximos meses.

Artículos relacionados