BOLSA

GAM no escapa a su difícil entorno

Para man­tener la línea de cre­ci­miento mos­trada en el primer se­mes­tre, GAM ne­ce­sita que los fac­tores ne­ga­tivos exó­genos como la in­fla­ción, los in­cre­mentos de costes o los pro­blemas por la falta de su­mi­nis­tros, em­piecen a re­mitir cuanto an­tes. Una po­si­bi­lidad que los in­ver­sores ob­servan cada vez más com­pli­cada, lo que ex­plica la sa­lida in­me­diata de ac­cio­nistas en cuanta la co­ti­za­ción re­punta le­ve­mente.

El grupo especializado en alquiler de maquinaria ha logrado revertir los números rojos del año pasado y ha cerrado el primer semestre con un beneficio de 2,4 millones de euros. Una notable mejora gracias a elevar cerca de un 40 % sus ventas entre enero y junio, por encima de los 107 millones de euros.

En estos seis primeros meses del año, el grupo ha mantenido su estrategia de crecimiento inorgánico con adquisiciones como la del Grupo Dynamo Hispaman o la del Grupo Intercarretillas que le han permitido reforzar su posición de liderazgo en el sector, aportando importante valor a su negocio recurrente como refleja el cambio de color en sus cuentas.

Sin embargo, en el mercado se teme que el riesgo de recesión provocado por la fuerte subida de tipos de interés pueda frenar en seco la evolución de las ventas e impida a los gestores, pese a mantener posición conservadora, cumplir sus compromisos en la ruta fijada en el Plan Estratégico.

Esa sería una de las razones de la recaída del valor cuando parecía que había roto la tendencia bajista de los últimos diez meses. Esta vuelta a las andadas ha llevado a las acciones de GAM a cerca de sus mínimos del año en 1,05 euros por acción.

Los expertos técnicos, en cualquier caso, se muestran moderadamente optimistas pues tras este movimiento se habría formado en su perfil una figura de hombro-cabeza-hombro que apuntaría hacia un nuevo rebote a muy corto plazo. Para ello necesitaría, sin embargo, una cierta mejora en la situación general del mercado, donde los operadores están optando por la liquidez ante un otoño complicado.

Artículos relacionados