Los em­bargos a par­ti­cu­lares bajan el 60%, mien­tras las in­sol­ven­cias em­pre­sa­riales crecen el 18%

La vivienda comienza a impactar la amenaza de la inflación y la subida de tipos

La nueva se es­tanca frente a los pre­cios de se­gunda mano que apenas au­mentan un 5%

Mercado de la vivienda.
Mercado de la vivienda.

El BCE cumple el guióny sube los tipos tres cuartos de punto hasta el 1,25% con un Euribor a un año si­tuado en el 1,249%. La de­ci­sión del banco emisor eu­ropeo va, sin duda al­guna, a com­plicar aún más la vida de fa­mi­lias y em­presas y poco más ya que además de la in­fla­ción y hasta que haga efecto un mayor coste del di­nero para ba­jarla, el en­ca­re­ci­miento de la deuda per­so­nal, fa­mi­liar y cor­po­ra­tiva se va a no­tar. Uno de los pro­blemas es la ra­len­ti­za­ción de los pre­cios de la vi­vienda.

De hecho, en la primera mitad del año, el precio de la vivienda -un bien especialmente sensible al precio del dinero- lleva acumulada una subida del 4,5%. Si se compara con los doce meses anteriores, el incremento es del 8% que supone una moderación en su ritmo de encarecimiento al bajar medio punto porcentual.

Pero los números, en ‘bruto’ no deben ocultar el comportamiento del mercado ya que los precios evolucionan de diferente manera según el tipo de vivienda. Así, aunque los precios han subido el 1,9% en términos globales en el segundo trimestre, hay que tener en cuenta que la a vivienda nueva baja 1,3 puntos, hasta el 8,8%; mientras la vivienda de segunda mano se sitúa en 7,9%, que suponen un descenso de tres décimas respecto al trimestre anterior.

En términos anuales, la tasa baja en el segundo trimestre en todas las comunidades autónomas, excepto en La Rioja (+0,6%) y País Vasco (+0,2%). Los mayores descensos de la tasa anual se registran en Extremadura (1,6 puntos) y Canarias (150 puntos básicos) respectivamente.

Sin embargo, si se observa solo la evolución de abril a junio, Illes Balears, Castilla–La Mancha y Principado de Asturias, son las más inflacionarias en vivienda con aumentos de precios del 2,9%, 2,5% y 2,5%, respectivamente. Frente a ellos, la Comunidad de Madrid (+1,2%), Navarra (+1,2%) y Aragón (+1,4%) reflejan las menores subidas del trimestre.

Más insolvencias empresariales

Precisamente, el sector inmobiliaria es uno en los que más crecen las insolvencias empresariales durante los ocho primeros meses del año, el 8,6%. Según los datos de Iberinform -filial de Crédito y Caución especializada en analítica avanzada y algoritmos predictivos- las insolvencias concursales han aumentado en España el 18% solo en agosto, mes en el que los Boletines Oficiales que se publican en todas las provincias españolas han reflejado 235 fallidos de empresas frente a los 200 de agosto de 2021. En términos interanuales, en los ocho primeros meses de este ejercicio se acumulan ya 4.226 insolvencias de empresas; es decir, el 6% más que las 4.001 que había en agosto del año pasado.

En el acumulado anual, los sectores donde más fallidos se registran son la industria automotriz (+189%), especialmente dañada por los problemas en la cadena de suministros y por el colapso del mercado mundial de chips. Esto ha tenido como reflejo el que las insolvencias en empresas dedicadas a la venta de automóviles hayan aumentado también el 26%.

Tras el automóvil, el sector primario (+85%) ocupa la segunda plaza por insolvencias en el año seguido por la industria alimentaria (+56%) y el transporte (+37%) en el que muchas empresas arrastran aún los efectos de la paralización de la actividad y el encarecimiento de los combustibles. El comercio minorista cuyas ventas han bajado de forma regular tanto en España como en el conjunto de la Eurozona, presenta un incremento del 28% en fallidos empresariales.

Tal como destaca la compañía de Crédito y Caución, este aumento de las insolvencias en agosto da por finalizado “un periodo excepcional de 27 meses de moratoria concursal decretada en marzo de 2020 para frenar las declaraciones de quiebra durante la pandemia”.

Dado que con el primer semestre se acaba la tercer prórroga de esta ‘norma Covid’, “los acreedores recuperan su capacidad legal para solicitar la declaración concursal de un deudor y los empresarios en una situación de insolvencia vuelven a estar obligados a solicitar la declaración concursal”. Eso, para Iberinform, “anticipa un incremento de los procesos concursales en el segundo semestre de 2022”.

Cataluña (23% del total) y Madrid (23%) son las comunidades autónomas donde más concursos se declaran. Les siguen la Comunidad Valenciana (16%) y Andalucía (9%).

Por sectores, predominan las insolvencias en construcción e inmobiliario (24% del total) y el comercio (21%), seguidos de la industria manufacturera (14%), servicios a empresa (12%) y hostelería (11%).

Caen los embargos

Quizá la contención del precio de la vivienda y las mejores condiciones del mercado crediticio que el BCE ‘cerró’ este jueves han sido los elementos fundamentales sobre los que se ha basado la caída del 10,7% en las ejecuciones hipotecarias durante el segundo trimestre del año. Una tasa que, analizada en términos interanuales, respecto al mismo periodo del año anterior, supone una bajada del 27,4%.

Esto ha sido especialmente importante para la economía delas familias ya que, según los datos publicados por el Instituto Nacional Estadística (INE), las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas de personas físicas se han reducido el 7,4% en tasa anual. Entre ellas, 3.1651 son habituales en propiedad (un 4,1% menos) y 692 no son residencia habitual de los propietarios (un 19,8% menos).

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas han representado durante el segundo trimestre del año, el 64,6% del total. Además, de todas las ejecuciones hipotecarias inscritas en los registros, el 44,5% corresponde a viviendas habituales de personas físicas.

Otro 10,4% (739 ejecuciones en total) corresponde a viviendas de personas jurídicas, lo que supone el % menos en términos interanuales. El 9,7% de las ejecuciones hipotecarias registradas lo han sido sobre otras viviendas de personas físicas.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias de locales, garajes, oficinas, trasteros, naves, edificios destinados a viviendas, etc., representan el 27,7% del total.

Tal como recuerda el propio INE hay que tener en cuenta que no todas las ejecuciones de hipoteca que se inician acaban con el lanzamiento (desalojo) de sus propietarios ya que un procedimiento judicial puede dar lugar a varias certificaciones por ejecución de hipoteca.

Artículos relacionados